Abuela y nieta son uña y carne en la cama

Compartir:

0%

Después de enviudar la atractiva abuela estaba muy deprimida y nada le alegraba el día. Su nieta favorita estaba muy preocupada e intentaba por todos los medios sacarle una sonrisa pero no lo conseguía. Ni el cine, ni ir de compras, ni tan siquiera viajar por el mundo algo que siempre le gustó. Así que solo le quedaba una cosa por hacer pero le daba un poco de vergüenza. Pensó que a pesar de la edad quizá su yaya todaví echaba de menos el sexo, y se le ocurrió buscar un chico que estuviera dispuesto a follárselas a las dos en un trío.