El amigo masajista se la folló a cuatro patas

Compartir:

0%

Evidentemente esta jovencita guarrona tenía toda la intención de provocar a su amigo masajista ya que de otra forma no se entiende como se atrevió a ponerse completamente en pelotas frente a él para dejar que le metiera mano. El chaval, que no es ningún tonto, aprovechó la oportunidad para recorrer cada centímetro de su cuerpo con sus manos y, obviamente, acabó follándosela a cuatro patas.