El japonés seduce a la profesora

Compartir:

0%

El japonés estaba tan caliente con su profesora particular que se propuso ligársela de la forma que fuera y esa tarde, cuando la gafuda le fue a dar la clase, la llevó al cuarto para regalarle una manzana con la intención de que al morderla se tentara a pecar y follárselo así como Eva se dejó follar por Adán.