Impresionada por la polla del masajista no pudo resistirse

Compartir:

100.00%
0%

Mientras ella se relajaba con la presión de los hábiles dedos del masajista sobre su cuerpo, el tío aprovechó para quitarle la toalla, dejarla expuesta completamente desnuda y sacar su polla del pantalón para que cuando abriera los ojos se encontrara con semejante pedazo de carne y se pusiera cachonda como nunca. Poco tardó en comenzar a mamársela y montarse sobre él.