La rubia me calentó con sus leggins

Compartir:

0%

La rubia que conocí en el gimnasio intuyó que lo que más me había gustado de ella era su hermoso culo que resaltaba detrás de sus leggins así que cuando me invitó a la casa, me recibió con unos leggins rosas que me pusieron la polla dura como una piedra y, después de que me chupara la polla, acabé rompiéndoselos para follármela.