La tetona se traga la leche de su jefe

Compartir:

0%

La rubia tetona veía a su jefe como un hombre inteligente, guapo, poderoso y muy seductor; por eso tenía tantas fantasías con el hombre que un día se propuso conquistarlo para intentar follárselo y no le resultó nada difícil ya que no hay un solo hombre en el mundo capaz de resistirse a follarse a una zorra con semejantes melones y acabar llenándole la boca de leche.