Le entregué a mi mujer y el culo también

Compartir:

0%

Mi mujer es muy perversa y tiene muchas fantasías. Entre ellas la de hacer un trío y la de ver como un tío me rompe el culo. Yo solo pensaba en ayudarla a cumplir la primera, pero cuando estábamos los tres juntos, me tenté con la polla del chaval, me puse a chupársela, se la lubriqué bien y me senté encima. Al final, cumplimos las dos fantasías juntas. Le entregué a mi mujer y, de regalo, el culo también.