Molestando al mejor amigo de su hermano mientras duerme

Compartir:

0%

Por hacerse la graciosa zorrita y jugar con el chico dormido, despertó a la bestia. Siempre le gustó el amigo de color de su hermano y aquél día estaba durmiendo en su casa, así que la chica se metió en su cuarto para hacerle cosquillas con un plumero. El tío se despierta y la agarra con fuerza mientras saca su enorme manguera y se la acerca a la boca. A la jovencita la pone muy caliente los forcejeos con el chico y empieza a tragar rabo como una loca. Después el tío le da vuelta y la pone a cuatro patas, le arranca las medias y sin esperar le endiña la polla gorda por su hambriento ojete.