Se enamoró del entrenador y se lo folló

Compartir:

0%

El entrenador ponía cachonda a la jovencita cada vez que le ponía las manos encima y la guarrilla ya tenía unas ganas de follárselo que se moría, así que cuando el tío se dio cuenta no dejó pasar la oportunidad de echarse un buen polvo con una de las tías más guapas que había conocido en su vida.