Si quieres dinero follemos

Compartir:

0%

Nada de lo que pudiera ofrecer esta morena en la casa de empeños era más interesante que su cuerpo. El empleado estaba empecinado en pasarla por la piedra, así que le propuso darle el dinero que estaba necesitando a cambio de un polvo. Después, la llevó a la oficina del fondo y se la folló bien follada. Obviamente, también le hizo comerle la polla por tiempos.