Tiene una erección mañanera delante de la madrastra

Compartir:

100.00%
0%

Aquella mañana fué al principio uno de los momentos más vergonzosos del chico. Su madrastra quería hacer migas con él y entró a despertarlo y darle los buenos días, pero claro el chico se despertó como siempre. Con una trempera bestial que asomaba bajo de las sábanas. Ella se hizo la loca pero veía perfectamente al sonrojado chaval estaba empalmado y eso la puso todavía más cachonda. Aprovechó la ocasión para llamar a su hija y así poder darle unas lecciones sexuales muy importantes sobre los hombres.