Un polvo con la rubia valía más que nada

Compartir:

0%

La jovencita rubia llevó una cámara de fotos para vender a la tienda de empeños. Aunque al dueño le fascinan las cámaras, las rubias guapas le gustan mucho más. En ese momento, una follada con la rubia valía más que nada en el mundo, así que prefirió pagarle por un polvo antes que comprarle lo que la rubia había ido a vender.