Una follada por el culo inesperada

Compartir:

0%

Obsesionado con el cuerpazo de su compañera de trabajo, este tío insistió tanto que finalmente logró convencerla de que fuera a su casa para follársela y allí descubrió su secreto mejor guardado: la tía era una travesti con una polla enorme pero, como al tío le gustaba tanto, no le importó tener que follársela por el culo y prescindir de su coño.